Mérida, Yucatán; 22 de junio de 2022 (ACOM).- Con 115 grados de alcohol el chofer de un tráiler se confundió de carretera y en vez de tomar la rotonda ingresó a toda velocidad a la base policiaca del periférico a la salida de Valladolid.

El percance ocurrió cerca de la medianoche de ayer cuando el ebrio conductor al entrar a Mérida quiso incorporarse al periférico, pero cuando pasó por el puente dio un giro y entró a la base policiaca al reaccionar frenó de golpe para no impactar una ambulancia estacionada. La pesada unidad se fue contra un letrero de bandera el cual derribó desde su base.

Rápidamente los elementos de seguridad lo aseguraron y se dieron cuenta que estaba alcoholizado, en el mismo lugar los oficiales le realizaron la prueba de alcohol arrojando 115 grados.

El reglamento de tránsito señala que los operadores de un camión de servicio federal de transporte de carga, tienen prohibido tomar, por lo que fue remitido a la cárcel y el camión al corralón.