Muxupip, Yucatán, 13 de octubre de 2020 (ACOM).- Entre dimes y diretes finalizó el banderazo de inicio de obras en la localidad, luego de que un grupo de ejidatarios exigió al alcalde de Muxupip, David Pech Martín, que detenga la construcción ya que argumentaban que los terrenos son del ejido.

Se realizaba la ceremonia protocolaria de la primera piedra de la obra para la edificación de casas ecológicas y una calle para familias que desde tiempo atrás demandan el equipamiento urbano.

El grupo inconforme abordó al munícipe quien aceptó escucharlos, pero los reclamos subieron de tono al grado de agredir físicamente y verbalmente a Pech Martín, quien se defendía y aseguraba que la documentación estaba en orden.

Sostuvo que donde se construirá la calle es propiedad de la comunidad y no del ejido, pues ahí hay camino de terracería y la idea es mejorar las vialidades para los vecinos de la zona.

Uno de los quejosos, Santos Martín Blas, quien se ostenta como comisario ejidal, aunque su elección se anuló por irregularidades, incitó a los demás campesinos al enfrentamiento.

Este grupo tiene antecedentes de conflictos por tierras ejidales, ya que fueron detenidos en Motul por armar un alboroto al reclamarla a las autoridades de ese municipio supuestos terrenos que pertenecían a Muxupip.

Se acordó sostener una nueva reunión con los que están en contra de las obras, pero los vecinos que están a favor pidieron no dejarse presionar por Santos Martín ya que carece de personalidad jurídica para reclamar las tierras.