Ciudad de México; 5 de junio de 2020 (Excélsior).- En los últimos dos meses se presentaron al menos 6 casos de abuso policiaco en México y Estados Unidos. Al día de hoy ningún responsable ha sido sentenciado.

En Tijuana, Baja California, el pasado 28 de marzo policías municipales detuvieron en una gasolinera a un hombre en situación de calle, que presuntamente lanzaba piedras a automóviles.

Oliver López de 29 años, fue amagado por los agentes y asfixiado hasta la muerte por un oficial que le aplastó el cuello con su bota. A dos meses de la agresión la investigación continúa.

Al respecto, Arturo González, alcalde de Tijuana, Baja California, comentó:

“Las personas que intervinieron en esa detención y desafortunado fallecimiento están siendo llevadas a un proceso legal por parte de la Fiscalía y por parte de Sindicatura”.

Mientras que Jorge Ayón, Secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Baja California dijo:

“Fueron suspendidos (los policías), se está llevando a cabo ahorita la investigación de la Fiscalía, se les retiraron las armas, placas y están a disposición”.

Mediante su cuenta de twitter el gobernador del estado, Jaime Bonilla, aseguró que este caso no quedará impune.

El domingo 31 de mayo en San Pedro Garza García, Nuevo León, elementos de la policía municipal golpearon a un hombre por protagonizar una riña en las calles Platino y Virgilio Cárdenas.

La Fiscalía General de Justicia del estado abrió una investigación tras una denuncia anónima.

En otro caso, el pasado 5 de mayo en Guadalajara, Jalisco, Giovanni, un joven de 30 años de edad, murió bajo la custodia de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, quienes con fuerza excedida lo detuvieron.

En un video que circuló en redes sociales, se muestra al joven resistiéndose a que los elementos de seguridad se lo llevaran. La investigación está en curso.

Gerardo Octavio Solís, Fiscal General de Jalisco comentó:

“Se dijo en algún momento que la detención había sido porque el joven no portaba cubreboca, tenemos un informe que obra en actuaciones en donde no se hace referencia a este hecho, únicamente se hace referencia a una detención administrativa de una persona agresiva…”

Ayer por la tarde se realizó una marcha en la capital del estado para exigir justicia por Giovanni, el cineasta Guillermo del Toro se unió a la protesta por medio de su cuenta de twitter.

“A más de un mes, no hay respuestas, no hay arrestos. No es abuso de autoridad. Es asesinato”, escribió.

RODILLA AL CUELLO EN ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos, Dereck Chauvin, el exagente de policía de Minneapolis, Minnesota, que presionó su rodilla contra el cuello de George Floyd hasta causarle la muerte, fue acusado de homicidio intencional sin premeditación, y los otros tres agentes en la escena; Tou Thou, Thomas Kiernan Lane y J. Alexander Kueng, de ayudar e instigar un homicidio sin premeditación.

En medio de las protestas un nuevo video evidenció el mismo método de arresto por parte de un oficial en Florida. Los hechos ocurrieron el pasado 18 de mayo en la ciudad de Sarasota.

Patrick Carroll fue arrestado por una denuncia de violencia doméstica y uno de los oficiales puso la rodilla en el cuello del detenido, en un acto idéntico al que causó la muerte de Floyd. Pero en este caso el hombre sobrevivió.

El departamento de Policía estatal ya realiza una investigación del video para sancionar al uniformado.

En Atlanta, Georgia, dos jóvenes fueron detenidos con exceso de fuerza por la policía del estado.

Los hechos se registraron el pasado 30 de mayo mientras Messiah Young circulaban en su automóvil en compañía de su novia Taniyah Pilgrim, dos uniformados se acercaron a la pareja, uno abrió la puerta del copiloto y otro rompió el cristal de la puerta del conductor, posteriormente les dieron descargas eléctricas para inmovilizarlos y sacarlos del auto.

El fiscal de distrito del condado de Fulton, Paul Howard, indicó que Messiah sufrió la fractura de un brazo y una herida que requirió 24 puntos.

Tras el incidente, dos de los policías fueron despedidos, mientras que los otros cuatro se encuentran suspendidos mientras se realiza una investigación.

Y finalmente, ayer durante la jornada de protestas en Buffalo, Nueva York, un policía empujó a un hombre que sufrió un golpe en la cabeza.