Mérida, Yucatán; 19 de octubre de 2021.- En el continente americano se respira fútbol, son muchos los clubes que forman parte de la historia de este deporte y que han conseguido grandes logros que incluso traspasan fronteras. Para los brasileños, el Sao Paulo o el Flamengo, por poner un ejemplo, son equipos que mueven multitudes. Para los colombianos, equipos como Atlético Nacional o Millonarios son los dos máximos exponentes del fútbol en aquel país.

Pues en México hay dos equipos que también se diferencian y mucho del resto, no solo por sus títulos, sino por la rivalidad existente entre ambos. Hablamos del Club América y el Guadalajara. Dos clubes que dividen a todo un país y que luchan por ser el equipo más ganador del país. Actualmente es el América el equipo que ha ganado más títulos a nivel nacional con un total de 25 títulos hasta la fecha.

El conjunto “azulcrema” cuenta en sus vitrinas con trece Ligas, seis Copas y seis Campeón de Campeones, lo que vendría a ser la Supercopa y además es precisamente junto a su máximo rival, el Guadalajara, el único club que ha participado en todas las temporadas de la Liga desde 1943.

El equipo fue fundado en el año 1916 de la mano de un grupo de estudiantes encabezados por Rafael Garza, integrante de la primera selección nacional y primer capitán de la misma, y pasó sus primeros años nutriéndose de jugadores de otros colegios, lo que hizo que en sus primeros años llamase la atención ya que la tendencia era la de contratar jugadores extranjeros, sin embargo, durante más de tres lustros el América contó en su plantilla con una mayoría de jugadores mexicanos.

Pronto llegaron los primeros éxitos ganando cuatro títulos consecutivos entre los años 1924 y 1928 recordemos todo esto durante la época amateur, era el campeonato conocido como Liga Mayor. Sin embargo, durante la siguiente década el club sufrió la inevitable llegada del tiempo, lo que provocó una transformación profunda en la plantilla, aunque uno de sus partidos más recordados se dio contra el todopoderoso FC Barcelona, al cual venció en 1937 por dos goles a cero y un empate ese mismo año contra la selección vasca.

Pero con la llegada del profesionalismo al país, el América se ha convertido por derecho propio y según múltiples encuestas en el equipo con más seguidores del país. Es el club que más puntos ha cosechado a lo largo de la historia tanto en torneos cortos como largos y el que hasta la fecha encadena la mejor racha de partidos sin perder con un total de 28, y numerosos récords más como más triunfos en un año o mayor porcentaje de puntos ganados.

Desde la llegada de los nuevos dueños en 1959, es decir Televisa, una de las televisoras más importantes del país, el América aparcó sus años de crisis y ahí comenzaron no sólo los títulos nacionales sino las primeras victorias internacionales, hasta el equipo que conocemos hoy en día, cuyo último título data de 2018.

Además por sus filas han pasado jugadores emblemáticos como Alfredo Tena o Cristóbal Ortega, este último el jugador que más veces ha vestido la elástica de “las águilas” con un total de 656 partidos entre 1974 y 1992, es decir, toda una carrera de un solo club. Por otra parte en el apartado de los máximos goleadores del club, destaca con 190 goles Luis Roberto Alves “Zague”, delantero brasileño pero nacionalizado mexicano, y que llegó al club con tan solo 18 años para acabar convirtiéndose en todo un símbolo para la institución disputando un total de 490 partidos.

En la tabla aparece en segunda posición otro jugador muy recordado, incluso en países como España. Estamos hablando de Cuauthémoc Blanco, que dejó su sello en las redes rivales en 153 ocasiones. No fue precisamente un delantero a la usanza, ya que su forma de correr y moverse no es a la que un delantero acostumbra, sin embargo, su clase estaba fuera de toda duda. El Valladolid le dio la oportunidad de dar el salto a Europa y si bien es cierto su trayectoria en el equipo pucelano fue breve, para el recuerdo quedará siempre el golazo que marcó en el Bernabéu en el año 2001 frente a un equipo repleto de estrellas.

La batalla por ser el más grande continuará durante años, ya que ambos clubes se siguen de cerca y con los torneos cortos todo es posible en menos tiempo.