Mérida, Yucatán; 17 de octubre de 2021 (Víctor Hugo Lizama Morales/Plantacción).- El mundo maravilloso de las plantas es muy amplio y uno nunca deja de aprender. En esta ocasión nos referiremos al fenogreco, para nosotros poco conocido, pero con diversas y muy buenas propiedades para nuestra salud.

Su nombre científico es Trigonella foenum-graecum. Trigonella es un nombre genérico que deriva las palabras griegas tri ‘tres’ y gonia ‘esquina’ y se pretende hacer referencia a la estructura de la flor. Y foenum-graecum es un epíteto latino que significa ‘heno griego’.

Ya estaba presente en el Antiguo Egipto, donde se empleaba en los procesos de embalsamiento y ciertos papiros egipcios, datados en el año 1500 a.C., ya mencionaban su uso en la cocina y se le conoce también como alholva.

Es muy interesante saber que sus semillas nos brindan minerales, vitaminas A, C, D, B12 y B6, además de una sustancia llamada trigonelina. Esta última es empleada en casos de desnutrición, anemia e incluso para estimular el apetito tras una convalecencia.

Esta leguminosa, cuyas semillas hay que desembalar como preciadas habas al hallarse en el interior de una vaina, incrementa los niveles de leche materna. Esta creencia se remonta siglos atrás, pues las mujeres de Oriente Medio tomaban esta planta con la convicción de que les ayudaría a producir más leche.

El fenogreco es muy eficaz para proteger la mucosa gástrica e incluso prevenir las lesiones ulcerosas. El efecto del fenogreco equivale al omeprazol, con la diferencia que es totalmente natural.

Otro beneficio para la salud del fenogreco lo encontramos en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo II. Lo cierto es que diversos estudios científicos han descubierto que el consumo de esta semilla puede ayudarnos a mantener a raya los niveles de glucosa en sangre.

Disminuye los niveles altos de triglicéridos y colesterol y evita la acidez en el estómago. Estimula los procesos digestivos, aumentando las secreciones del páncreas. También es un suplemento para personas anémicas, anoréxicas y con falta de apetito. Desinflama articulaciones y apacigua dolores provocados por el ácido úrico.

Equilibra problemas hormonales durante la menopausia y síndrome premenstrual. Ayuda a mejorar la masa muscular y para las damas sirve para tonificar senos y glúteos. Se recomienda consumir de 1 a 2 cápsulas antes de cada comida. Mi correo es victorhugo.moringa@gmail.com y mi WhatsApp el 9991 42 18 26.