Ciudad de México; 7 de septiembre de 2022 (Excélsior).- El suicidio es un fenómeno que está creciendo aceleradamente en México, luego que en 2021 se registraron tres suicidios diarios, de los cuáles 8 de cada 10, fueron cometidos por hombres, lo que se ha triplicado con respecto a otros años, y se ha cuadriplicado entre las mujeres, reveló el doctor José Urqueta, representante del INEGI.

El 85 por ciento de las personas que cometen suicidio lo hacen por ahorcamiento y 65.5 por ciento de las personas que fallecieron por esta causa fueron jóvenes entre 10 a 24 años de edad

José Urquieta comentó que en México está aumentando la tasa de suicidio mientras que en otros países de Latinoamérica está decreciendo, por ejemplo, en Chihuahua se presentaron 12 suicidios por cada cien mil habitantes cuando a nivel nación la tasa es de 6.6 suicidios por cada cien mil habitantes.

Otro dato es que en Aguascalientes el fenómeno ha crecido en 9 por ciento y en Querétaro 8 por ciento, acentuándose en municipios de bajo desarrollo social.

Lo anterior durante la inauguración de la Semana Internacional para la Conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

La doctora Diana Tejadilla reveló que el incremento no es solo por la pandemia y sus efectos, sino que es multifactorial, ya que, entre las mujeres, por ejemplo, incide el nivel de violencia intrafamiliar o abuso de sustancias que viva la persona.

“Cuando nosotros nos estamos dañando a nosotros mismos o a alguien más, cuando no estamos logrando mejorar para hacer más felices, cuando no estamos siendo productivos y desarrollándonos, cuando no estamos contribuyendo con nuestra comunidad quiere decir que nuestra salud mental está frenada”, explicó Diana Tejadilla.

El doctor Juan Manuel Quijada Gaytan, director General de Servicios de Atención Pisquiátrica pidió ser “sensibles con las personas que intentan suicidarse que escuchemos a las comunidades a las familias, tocar el tema, para identificar señales de alarma. Está demostrado científicamente que siempre hay señales de alarma, pero no fueron vistas o escuchadas.”