Mérida, Yucatán, 18 de octubre de 2019 (ACOM).- El sector empresarial de Yucatán hizo un llamado al gobierno federal a revisar sus estrategias en materia de seguridad y garantizar el estado de derecho, luego de los sucesos de Culiacán derivados del operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán López.

Raúl Aguilar Baqueiro, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, (CMIC) y José Antonio Loret de Mola Gómory, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), coincidieron en manifestar su solidaridad con las familias sinaloenses por estos incidentes violentos.

Por separado, los empresarios dijeron que la estrategia de seguridad del gobierno federal es errónea, razón por la que deben de rectificarse los mecanismos y el rumbo en materia de combate al crimen organizado.

José Antonio Loret de Mola, expresó que los caminos de la política y el estado de derecho no deben de mezclarse, porque aquí se utilizó un cálculo político ante un hecho que impacta el principio de legalidad.

“Los acontecimientos muestran la falta de inteligencia, técnica y capacidad para enfrentar a grupos de la delincuencia, pone en evidencia la fragilidad de los cuerpos de seguridad en la implementación de un operativo de esta naturaleza” opinó.

Por su parte, Aguilar Baqueiro dijo que el gobierno federal debe garantizar del estado de erecho que debe de prevalecer para garantizar la seguridad de todos los mexicanos.

“Lo ocurrido en Sinaloa pone de manifiesto la necesidad de que las autoridades revisen la estrategia que llevan a cabo para combatir el crimen y la delincuencia organizada” señaló el empresario del sector de la construcción.

También comentó que es importante que en Yucatán se siga trabajando de manera coordinada entre las autoridades, sociedad civil organizada y el sector empresarial para mantener la paz y tranquilidad que goza la población.