Mérida, Yucatán; 11 de diciembre de 2019 (ACOM).- Con 22 votos a favor y tres en contra se aprobó la Ley General de Hacienda del Estado para 2020, incluyendo tres propuestas presentadas durante la sesión vespertina, marcada por una serie de disturbios entre grupos de transportistas y partidos políticos.

La Ley de Hacienda, punto toral del paquete fiscal que envió el Ejecutivo del Estado ya que de ella dependen la Ley de Ingresos y el Presupuesto -también aprobados hoy- recibió el apoyo de los coordinadores de las tres principales fuerzas políticas.

Entre las tres modificaciones, se encuentran adicionar en transitorios para establecer que se creará un grupo de trabajo en materia fiscal, a efecto de que en el presente ejercicio presupuestal se diseñe una estrategia para vincular y coordinar el cobro del impuesto predial municipal a derechos estatales, de tal modo que se logre incrementar la hacienda de los municipios del Estado, propuesta por la priista Lila Frías Castillo.

Por su parte, María Teresa Moisés Escalante, sugirió exentar del derecho por infraestructura tecnológica a todos aquellos propietarios de bienes inmuebles, cuyo pago por el consumo al suministrador de servicios básicos, sea una cantidad igual o menor a 2.37 veces la Unidad de Medida de Actualización ($200.24).

En ese sentido, la también priista Janice Escobedo Salazar pidió exentar del derecho antes citado a los propietarios o poseedores de predios ubicados en los distritos de riego destinados a la extracción de agua con fines agrícolas y pecuarios.

Legisladores consultados por ACOM dijeron desconocer cómo impactarán las excepciones autorizadas durante la sesión ordinaria, donde no faltaron los enfrentamientos verbales iniciados por el diputado priista Marcos Nicolás Rodriguez Ruz, quien al justificar su voto en contra en el dictamen que modificaba la Ley de Hacienda denunció que empleados del gobierno se encontraban en las gradas como publico.

Sin embargo, el priista fue reconvenido de palabra por el presidente de la Mesa Directiva, Enrique Castillo Ruz, y posteriormente increpado por la coordinadora de los diputados del Partido Acción Nacional, Rosa Adriana Díaz Lizama, quien le recordó al legislador tricolor que no mostró inconformidad cuando se aprobaron incrementos de más de 1,000% en algunos derechos al municipio de Kanasín, que es de su jurisdicción.

“No defendió entonces a los ciudadanos de Kanasín, ni cuestionó por qué se daban (esos incrementos), en tanto que aumenta la inseguridad y el total abandono en obra pública en ese municipio”, fustigó la diputada.

Sin mayores sobresaltos más que algunos señalamientos personales entre los legisladores, fue como se aprobó la Ley de Hacienda que entrará en vigor a partir del 1 de enero del próximo año.