Mérida, Yucatán, 19 de enero de 2022 (ACOM). – En un auto prestado, un joven llevaba comida a su casa y, al aparecer, no es un muy bueno al volante porque le pisó al acelerador en una glorieta y se estrelló con un árbol.

El conductor transitaba de sur a norte en la avenida 114 de la sección Las Palmas del fraccionamiento Ciudad Caucel, pero al llegar a la glorieta de la avenida 31 iba a toda velocidad, perdió el control y se estampó.

Afortunadamente, el novato conductor portaba el cinturón de seguridad por lo que sólo se registraron daños materiales.

Llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a quienes relató su desgracia y que el automóvil era de una empresa de llantas que le fue prestado.