Mérida, Yucatán; 20 de agosto de 2019 (ACOM).- En breve empezarán a aplicarse las primeras sanciones en contra de establecimientos que hayan contravenido las disposiciones del nuevo Reglamento de Equilibrio Ecológico de Mérida, en materia de combate a la contaminación auditiva.

Al respecto, el secretario de la Comuna, Alejandro Ruz Castro, adelantó que la autoridad municipal ya se encuentra en condiciones de tomar las primeras acciones en materia de atención al problema del ruido, como parte de las disposiciones que están vigentes desde el 19 de junio pasado.

“Ya estamos totalmente listos para llevar a cabo visitas, revisiones y determinaciones administrativas para sancionar a quien incumpla con este reglamento”, explicó.

“Estamos ya en la implementación del reglamento, en breve ya tendremos acciones concretas sancionatorias que obviamente no puedo dar a conocer pero tenemos informes de las direcciones operativas de Desarrollo Urbano de que ya detectamos algunos incumplimientos y ya estamos en vías de tomar acciones legales”, dijo.

El concejal precisó que se ha hecho un trabajo en torno a la concientización e información de los comercios en el centro y periferia de Mérida para la atención del ruido, por lo que una vez que concluyó esta fase, ya se tiene argumentos para revisar si hay cumplimiento y señalar a quien no esté en esta sintonía.

Como se recordará, el Cabildo aprobó las modificaciones al Reglamento de Equilibrio Ecológico, en materia de combate al ruido, en junio pasado, y desde entonces inició una campaña para promover sus alcanzas tanto a la sociedad como a los comercios.

En torno a las sanciones, refirió que se hará conforme a derecho para evitar afectar a los comercios.

“Le ley misma garantiza procedimientos de derecho de audiencia y demás, los estamos cumpliendo para que no tenga un efecto adverso en cuanto hagamos una acción y un juez nos pida revertirla por no hacerlo de la manera adecuada”, comentó.

“Ya estamos en la regulación completa de la problemática y ya estamos en la implementación e incluso, la imposición de algunas sanciones en breve”, agregó.

La reforma, probada por el Cabildo de Mérida, prevé sanciones económicas que van de los 8 mil 449 pesos a 42 mil 245 pesos en el rango menor, mientras que, en caso de reincidencia o negativa, la multa es de 422 mil a los 2 millones de pesos, en el rango mayor.