Mérida, Yucatán; 27 de octubre de 2020 (ACOM).- Habitantes de colonias vulnerables de Mérida tomaron previsiones para evitar daños mayores por los efectos del ciclón tropical «Zeta».

En el caso del «Roble Alborada», al sur de la capital yucateca, los vecinos reforzaron sus endebles viviendas para afrontar las lluvias.

«Algunos los amarraron para que no se vuelen las láminas. Otros se quedaron porque es lo único que tenían, no pudieron ir a otro lado. Ellos se esfuerzan por habitarlo, pero por el ciclón, la gente se asusta», dijo Darwin Jiménez Bojórquez, habitante de este sitio.

Apenas a principios de este mes de octubre, vecinos de este sitio, que espera convertirse en una colonia formal, se vieron afectados por inundaciones en varias secciones, incluso, con casas dañadas por la lluvia y los vientos.

Con el aviso de la formación e impacto de «Zeta», las cerca de 400 familias que ahí habitan, tomaron algunas previsiones, aunque afirman que entre vecinos están apoyando a quienes están en mayor vulnerabilidad.

Se informó que las autoridades municipales habilitaron un albergue cercano a este sitio, donde acuden quienes no pueden quedarse en sus viviendas.