Izamal, Yucatán; 12 de septiembre de 2020 (ACOM).- Hoteles y negocios del ramo turístico reabren de acuerdo a las reglas de la nueva normalidad con el propósito de preservar los empleos.

Sin embargo, no todos han logrado superar esta difícil etapa en donde el confinamiento y el cese de actividades por aproximadamente 6 meses fue determinante para cerrar de manera definitiva.

Es el caso del hotel “Izamal” que por varios años funcionó por el rumbo de la ex estación de ferrocarril, pero que cerró sus puertas al inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria por el COVID 19 en el mes de marzo del presente año.

Hoy, el edificio pintado de amarrillo como la mayoría de las casas de Izamal, considerado como uno de los primeros pueblos Mágicos de México luce una manta de “se vende”; y esta oferta inmobiliaria también se encuentra en una conocida página dedicada la promoción de propiedades en venta.

El cierre de esta empresa es apenas la punta de una madeja que podría seguir deshilándose con la consiguiente pérdida de empleos para la gente de Izamal en donde precisamente hace tanta falta.