Mérida, Yucatán; 15 de agosto de 2020 (Víctor Hugo Lizama Morales/Plantacción).- Alguna vez hemos comentado que en la herbolaria las plantas entran y salen de moda.

Por ejemplo, hoy en día todos ya sabemos que es el jengibre, la cúrcuma, el diente de león y la moringa, pero otras maravillosas plantas como el romero, la chaya, el orégano y el alga espirulina han quedado un poco olvidadas.

Hace unos días una señora nos preguntó por el alga espirulina y la verdad nos contagió con el entusiasmo que nos habló de esta planta. Nos enteramos que se trata de un grupo de microorganismos bacterianos de una sola célula, que los biólogos llaman microalga.

Nos contó que este superalimento lo han utilizado astronautas y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera como una de las mejores opciones para contraatacar los problemas de malnutrición y anemia que afectan a muchos países. Es una excelente fuente de desintoxicación del sistema circulatorio gracias a su alta cantidad de clorofila.

Y por si fuera poco, la espirulina, además de la clorofila, proteínas de alto valor biológico, vitaminas, los principales minerales, ácidos grasos esenciales, ácidos nucleicos (ADN y RDN), polisacáridos y un interminable espectro de antioxidantes.

Contiene vitamina B12 y el 60% de su composición nutricional son proteínas. Además como tienen todos los aminoácidos esenciales estamos hablando de una proteína completa.

En estados de anemia, incrementa la hemoglobina, mejora la calidad de la sangre y aumenta la producción de glóbulos rojos. Además incrementa protección frente a virus y microbios y mejora el estado inmunológico.

Y es que por su elevado contenido en pro-vitamina A se le atribuyen propiedades beneficiosas para mejorar la visión, así como para eliminar metales pesados, sobre todo arsénico, cada vez más presente en nuestras aguas.

Su rica composición en proteínas de fácil absorción y antioxidantes es útil a los deportistas para recuperarse tras un intenso esfuerzo físico. Además, su elevado contenido en calcio y magnesio ayuda a mitigar posibles calambres.

Varios estudios han demostrado que aumenta la flora intestinal, promueve el equilibrio bacteriano e inhibe la proliferación de la cándida.

Frascos de 80 cápsulas disponibles en Casa14 en calle 72 #411-C por 41 y 43 Av. Reforma, Mérida, Yucatán. Dudas y sugerencias a mi correo victorhugo.moringa@gmail.com.