Mérida, Yucatán, 19 de septiembre de 2021 (ACOM). – Gran susto se llevó el conductor de un vehículo Chevrolet cuando una aparente falla lo sacó del periférico de Mérida, lo mandó a la hondonada central y, por el impulso, subió al anillo exterior, con otros autos circulando en sentido contrario.

El automovilista transitaba cerca de la salida a Umán cuando sintió que la guía se le jaló para salirse del lado izquierdo, derribar la malla ciclónica y avanzar 50 metros dentro del área verde que divide a los dos cuerpos viales.

Por la velocidad que aún traía el coche, subió a los carriles exteriores y, como pudo, el guiador maniobró para caer nuevamente a la hondonada y no chocar con los automóviles que venían de frente.

Finalmente, el compacto se detuvo a la sombra de un árbol donde bajó el automovilista por su propio pie muy asustado por lo vivido minutos antes.