Gran Bretaña; 28 de julio de 2019 (Excélsior).- Amor es amor, la gente es libre de tener distintas preferencias sexuales y eso se respeta.

Están los heterosexuales (deseo hacia personas del sexo opuesto) los gays, (hombre con hombre) las lesbianas (mujer con mujer) y bisexuales(atracción hacia personas de ambos géneros) hasta los asexuales (no sienten atracción física ni sexual hacia ninguna otra persona).

Sin embargo, hay personas que sienten que no entran en ninguna de esas categorías y de eso te hablaremos a continuación.

En Gran Bretaña existe una familia de ‘género fluido’, Nikki y Louise Draven.

Louise nació hombre, pero está en proceso de cambiar su sexo para ser una mujer y Nikki nació mujer, pero se identifica con ambos sexos.

“Un día me siento hombre y otros mujer”; contó a The Sun ‘

Entre ambos educan a su hijo Star Cloud para que no se identifique con ningún género.

“Lleva ropa rosa, juega con muñecas y usa ropa de niñas y niños. Ve a Louise como su madre, aunque ella es su padre biológico.”

Louise, que aún no ha pasado por la operación para cambiar su pene y convertirlo en vagina, es su padre biológico. Mientras que Nikki es su madre. Sin embargo, para el pequeño, Louise es su madre y Nikki su padre.

“Nunca le decimos a Star que es un niño, le decimos que puede ser lo que quiera. No compra los juguetes y la ropa de su género, le dejamos elegir lo que lleva. El rosa es uno de sus colores favoritos. Le encantan las Barbies y vestirse de hada, pero también le gustan los juguetes de los niños.”.

Lamentablemente, al igual que otras personas con diferentes preferencias sexuales han recibido burlas e insultos.

La pareja asegura que el respeto es primordial para conseguir un mundo sin violencia y estamos completamente de acuerdo.