Dzitás, Yucatán, 15 de mayo de 2020 (ACOM).- La anarquía empieza a imperar en algunas localidades yucatecas como Dzitás, en donde policías ‘calentaron’ a la gente para que con agresiones impidan el paso de una familia que provenía de Playa de Carmen, con la intención de llegar a un rancho de carneros que tienen en la comisaría de Xuilub.

Todo inició cuando intentaron cruzar el retén sanitario para seguir camino por la carretera Dzitás-Espita y llegar a su propiedad, pero los uniformados hicieron que los vecinos salgan de sus casas y reventaron petardos para convocarlos.

Ante el llamado, gente de Dzitás impidió el libre tránsito de la familia Castro Chablé, bajo el argumento de que por arribar de Quintana Roo podrían estar contagiados de COVID-19.

En un video, que circula en redes sociales, se aprecia que al frente de las 100 personas aglutinadas estaba José Crescencio Canul Polanco, esposo de la alcaldesa Miriam Rosado Koh, quien azuzaba a los inconformes.

La arrinconada familia traía consigo un certificado médico que hacía constar que no están contagiados de COVID-19, pero ni con eso los dejaron pasar.