Mérida, Yucatán; 14 de junio de 2019 (ACOM).- Para la investigadora y docente, Ligia Vera Gamboa, es insuficiente el esfuerzo del gobierno para establecer políticas públicas para atender el embarazo infantil, pues es importante abrir más la información y educación sexual entre este sector de la población.

Vera Gamboa, especialista del Centro de Investigaciones Sociales Regionales Dr. Hideyo Noguchi, de la UADY, destacó que las políticas públicas que ha implementado el gobierno son insuficientes y que en este momento las reducciones presupuestales para el sector salud impactan también las acciones dirigidas a este sector vulnerable de la sociedad.

Vera Gamboa señaló que en la actualidad 2 de cada 10 niños que nacen este país son hijos de madres adolescentes y que el número de embarazos entre jovencitas aumenta, sin que ofrezca la información suficiente en el nicho maternal y en las escuelas.

La docente acudió este día a la primera sesión ordinaria 2018-2024 del grupo estatal para la prevención del embarazo adolescente. Ahí, la especialista en temas de salud reproductiva, destacó que si México (el centro), no concreta programas para atender este problema, el gobierno del estado deberá actuar en consecuencia para frenar este lacerante problema.

Hay muchos factores, el machismo, las diferentes posturas para atender este problema, la falta de información adecuada entre la población juvenil son condiciones por las que siguen aumentando los problemas de embarazos no deseados, víctimas muchas veces de abuso en el seno familiar, pero otras más por el despertar a la vida sexual, tener relaciones, pero sin medidas preventivas y de seguridad e información para este tipo de condiciones.

Es prioritario que se pierda el miedo a difundir programas sociales enfocados a darle información a los miles de jovencitos que están en proceso de desarrollo y crecimiento y que tienen ya relaciones sexuales.

Los indicadores actuales establecen que, a los 13 años las niñas ya tienen relaciones sexuales, muchas veces consensuadas con sus novios o amigos.

Es preciso que el sector salud cumpla su función y determine acciones enfocadas a ofrecer información y dispositivos para que las niñas y niños puedan tomar las medidas necesarias en su desarrollo emocional y sexual y se protejan ante posibles embarazos no deseados.

Hay otros factores que también se implican en este tipo de problemas, uno de ellos, la desintegración familiar, la falta de tiempo y condiciones de los padres para mantener una estrecha comunicación con sus hijos, la falta de información adecuada sobre la condición emocional de sus hijos y las diferentes situaciones socio económicas son parte de estos problemas que están creciendo y se advierten cada día más.

Insistió en que, las autoridades deben tomar cartas en el asunto, porque este problema deriva en otros tantos que ponen en serio riesgo a este sector de la sociedad y que no es debidamente escuchado y atendido y ante la cerrazón de ofrecer información adecuada para que puedan tener un desarrollo social, económico y cultural con toda la sociedad.