Motul, Yucatán, 22 de julio de 2020 (ACOM).- A pesar del enérgico llamado del alcalde de Motul, Roger Aguilar Arroyo, al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, a redireccionar recursos federales para enfocarlos a una mejorar la atención hospitalaria por el COVID-19, no ha recibido respuesta, reveló en una entrevista para la cadena norteamericana CNN.

Aseguró que la situación es crítica ya que se encuentran saturados los nosocomios de la entidad, además de que se refirió a un subregistro de defunciones de personas que mueren en sus casas.

“A la fecha, en Motul, se han registrado 13 muertes de pacientes que son diagnosticados en hospitales, hay otros 50 más, pero no se les hace la prueba de COVID-19, mueren en sus casas” reveló en la entrevista.

El mensaje del munícipe priista se viralizó en redes sociales al expresarle a López Obrador «no nos lleve a la chingada, construya más hospitales» y pedir que el presupuesto destinado a los grandes proyectos del gobierno federal, se destinen a controlar la pandemia en Yucatán y México.

Relató que el fin de semana, pacientes motuleños vivieron un calvario, al recorrer en la capital yucateca cuatro hospitales, sin ser admitidos en ninguno de ellos.

Aguilar Arroyo ofreció las instalaciones del Centro de Convenciones de Motul, que es propiedad de su familia, para ser habilitado como un hospital provisional y atender ahí a los 16 municipios de la zona centro de la entidad yucateca.

Hizo notar que no se debe descuidar a pacientes que requieren de otros tratamientos a los que en la actualidad tampoco se recibe en las instituciones médicas de salud, como la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social que se encuentra en esa localidad.