Hong Kong; 21 de enero de 2022 (adn40).- Funcionarios de Hong Kong explicaron que pensaban en la posibilidad de que los hámsteres domésticos estén propagando la COVID-19 en la ciudad.

Señalaron que las infecciones recién descubiertas son genéticamente distintas del virus que se encontró inicialmente en el empleado de una tienda de mascotas.

Una clienta que dio positivo después de visitar la tienda tiene una cepa que es ligeramente diferente del virus encontrado en el paciente índice de 23 años, empleado de la tienda de mascotas Little Boss, señalaron funcionarios de salud en una sesión informativa el jueves.

Por ello señalaron que el contagio tendría sentido si los hámsteres fueran la fuente original, ya que podrían haber portado diferentes cepas del virus cuando fueron importados y cada uno de ellos podría transmitir una versión ligeramente diferente del virus a los humanos.

Hong Kong sacrificará hámsteres tras detectar brote de COVID-19

Hong Kong advirtió el martes pasado a los dueños de mascotas que no besen a sus animales y ordenó una matanza extendida de hámsteres, después de que se rastreara un nuevo cúmulo de casos de COVID-19 hasta una tienda de mascotas.

Un reciente brote de casos de la variante delta en humanos vinculados al trabajador de la tienda derivó en pruebas en cientos de animales y 11 hámsteres dieron positivo, dijeron funcionarios.

Eso ha provocado medidas severas contra los hámteres en Hong Kong, que aplica el enfoque de tolerancia cero sobre el COVID-19 en la China continental, incluso cuando gran parte del mundo intenta adaptarse mejor a las sucesivas olas de la pandemia.

Cierran tiendas de mascotas ante brote de COVID-19

Varias tiendas de animales fueron cerradas y desinfectadas por toda la ciudad, mientras que hombres con equipos de protección recorrían el comercio situado en el corazón del brote, en el bullicioso distrito de Causeway Bay.

La secretaria de Salud local, Sophia Chan, enfatizó en una conferencia de prensa en que no había evidencia de que los animales domésticos puedan transmitir la enfermedad a los humanos, pero de todos modos se prohibió las importaciones y ventas de roedores como mascotas.

“Los dueños de mascotas deben mantener buenas prácticas de higiene, incluido lavarse las manos después de tocar a los animales, manipular su comida u otros artículos, y evitar besar a los animales”, dijo a periodistas el director del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación, Leung Siu-fai Leung.

Se recolectaron cientos de muestras de animales, incluidos conejos y chinchillas, pero hasta ahora solo los hámsteres han dado positivo.

Leung dijo que los hámsteres de 34 tiendas de mascotas e instalaciones de almacenamiento serían sacrificados “humanitariamente”.

Cualquiera que haya comprado un hámster después del 22 de diciembre de 2021 debe entregarlo a las autoridades para que lo sacrifiquen y no dejarlo en la calle, agregó.