Ciudad de México; 26 de febrero de 2019 (Animal Político).- El banco británico HSBC anunció este lunes que el excandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña formará parte de su consejo de administración.

Lo anterior fue informado por Mark Tucker, presidente del grupo HSBC quien se dijo “encantado de dar la bienvenida a José Antonio al consejo (…) trae con él una gran experiencia en áreas políticas clave, así como su conocimiento sobre América Latina serán de gran importancia para HSBC”, comentó Tucker.

El exaspirante presidencial también formará parte del comité de gobernanza corporativa y de nombramientos del grupo bancario.

Meade Kuribreña es economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); abogado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y cuenta con un doctorado en Economía en la Universidad de Yale, Estados Unidos.

Tiene una amplia trayectoria como funcionario público. En enero de 2011 fue designado por el entonces presidente Felipe Calderón, como secretario de Energía. En septiembre del mismo año fue nombrado secretario de Hacienda.

Para diciembre de 2012, el expresidente Enrique Peña Nieto le encomendó la Secretaría de Relaciones Exteriores, dependencia que dejó en agosto de 2015 para encargarse de la Secretaría de Desarrollo Social.

El último cargo que ocupó fue, nuevamente, como secretario de Hacienda y Crédito Público de septiembre de 2016 a noviembre de 2017, momento en que anunció que buscaría la presidencia del país representando al PRI.

Con base en lo estipulado en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, Meade Kuribreña tiene el derecho de emplearse en el sector privado toda vez que ha pasado más de un año de que desempeñó como funcionario público.

“Los impedimentos (para laborar en una empresa o institución privada) se extienden hasta un año posterior al cese o a la culminación de los servicios prestados bajo cualquier modalidad contractual, sea por renuncia, cese, destitución o despido, vencimiento del plazo del contrato o resolución contractual”, establece la Ley.

El pasado 12 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que buscará modificar esta ley para que los funcionarios no puedan pasar de un cargo público a la iniciativa privada relacionada con un área con su encargo en el servicio público, sino hasta después de 10 años, luego de finalizar su encomienda.

Con ello, dijo, se busca que no sucedan casos como el que ocurrió con el expresidente Ernesto Zedillo, quien también trabajó como consejero en bancos que fueron rescatados por el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa).

Aclaró que si bien esto no es ilegal, es inmoral, “y es una vergüenza porque ni en Estados Unidos, donde hay la costumbre de mayor interacción entre sector público y privado, se presentan casos como lo que sucedió durante el periodo neoliberal”.