Francia será el país de honor de la 52ª  edición del Festival Internacional de Cine de Huesca, que se celebrará del 7 al 15 de junio próximos en esa ciudad del noreste español y que dirige la productora y gestora cultural Estela Rasal.

La designación de Francia como país de honor responde a un estrecho vínculo histórico entre el certamen y el territorio fronterizo que cada año se coloca como la segunda cinematografía más representada tanto en número de cortometrajes inscritos como en seleccionados.

El pasado año fueron 178 trabajos los que llegaron desde el otro lado de los Pirineos, siete finalmente los que entraron en la Sección Oficial y uno de ellos: “Le point de reprise” de Nicolas Panay, el que se alzó con el Premio Danzante internacional que califica para los Premios Oscar de Hollywood.

Huesca destaca a Francia en su Festival 2024

Con este anuncio, el territorio donde nació el séptimo arte será uno de los ejes programáticos de esta edición con invitados, proyecciones y actividades paralelas ligadas a la cinematografía de este país. Un anuncio que viene precedido por meses de trabajo interno que ya han dado sus primeros frutos con la presentación de la imagen oficial, un cartel realizado por el reputado artista de Toulouse Benoit Bonnafrite.

Grandes figuras francesas en Huesca

Históricamente alguno de los momentos más recordados del festival han estado protagonizados por grandes figuras del cine francés, pues nombres tan importantes como Michel Piccoli, Patrice Leconte, André Techiné, Bertrand Tavernier, Laurent Cantet o Jean Claude Carrière han recibido el Premio Luis Buñuel.

Te interesa: Diego Enrique Osorno se lleva el Premio Anagrama de Crónica

Además son numerosos los miembros del jurado, ciclos, exposiciones, retrospectivas y libros dedicados a este país. Un marco de hechos y vínculos a los que se suma la fecha elegida, el 2024, año en el que la ciudad de Huesca celebra el 60 aniversario de su hermanamiento con la ciudad gala de Tarbes.

“Estamos muy ilusionados con este anuncio que vamos a desarrollar a nivel de programación con invitados, proyecciones y actividades paralelas. La figura de país de honor nos permite tender puentes y crear lazos que van más allá de la propia edición como pudimos verificar el pasado año con Argentina” declaró Estela Rasal, directora del certamen.

ACOM / Adela Mac Swiney