El Gobierno de Mauricio Vila Dosal impulsa la modernización y rehabilitación del Hospital San Carlos de Tizimín como parte de su compromiso con la transformación del sistema de salud en Yucatán. 

hospital San Carlos

Estos trabajos, que se encuentran casi concluidos, tienen como objetivo fortalecer los servicios médicos y beneficiar a más de 57 mil habitantes que carecen de seguridad social en la zona oriente de la entidad.

El nosocomio, que atiende a personas tanto del municipio como de sus 86 comisarías, así como de municipios vecinos como Espita, Calotmul, Sucilá y Panabá, entre otros, verá incrementada su capacidad de atención gracias a una inversión de más de 31 millones de pesos.

hospital San Carlos Uno de los beneficiarios de estas mejoras es Jaina May Tuz, residente de Chemax, quien acude regularmente al Hospital San Carlos con su suegra para recibir tratamiento de diálisis debido a la diabetes. 

Para ella, las mejoras en el hospital han hecho su estancia más cómoda y ágil, lo que destaca como un gran apoyo para su familia.

Mejores espacios y una nueva sala de espera

Los trabajos realizados abarcaron la modernización de diversas áreas del hospital, incluyendo baños públicos, consultorios, pasillos, área de hospitalización, laboratorio, imagenología y farmacia, así como la construcción de una nueva sala de espera para mejorar la experiencia de los pacientes.

hospital San Carlos

Edgardo Braga Aranda, habitante de Panabá, expresó su satisfacción por la transformación del hospital, destacando el cambio significativo en la infraestructura y el aumento de la capacidad de la sala de espera, lo cual considera un gran beneficio para la comunidad.

Además de las mejoras en la infraestructura, se realizó un mantenimiento general a los equipos biomédicos y se instaló un esterilizador de vapor autogenerado, como parte del compromiso del gobierno estatal por garantizar servicios de salud de calidad.

Estas acciones forman parte de una serie de proyectos destinados a mejorar la calidad de los servicios de salud en el estado de Yucatán, asegurando que todos los ciudadanos tengan acceso a atención médica digna y de calidad.