Izamal, Yucatán; 07 de julio de 2021 (ACOM).- Las pérdidas económicas y afectaciones a las actividades comerciales en Izamal por las recientes y constantes fallas en el suministro eléctrico son incuantificables.

El propietario del restaurant «La Conquista», Carlos Esquivel, dijo que desde que iniciaron los apagones la madrugada del domingo, el mayor reto fue la conservación de los alimentos.

Además, se poder mantener el servicio del menú digital por medio la aplicación QR que exige la Secretaría de Salud como parte de las medidas por la emergencia sanitaria por el COVID 19.

-La gente llegaba al restaurant y no podían usar sus móviles para la aplicación QR del menú. No había energía para el cobro vía electrónica o por medio de la App bancaria, por lo que las pérdidas en ventas fueron muchas- comentó.

Por otra parte, Lisié Briceño Moo, de la comisaría de Citilcum, quien estudia su carrera en la facultad de Química de la UADY comentó fue un problema presentar sus exámenes y exposiciones en línea, debido a la falta de servicio de Internet que se vio afectado por los constantes cortes de energía eléctrica.

Asimismo quienes trabajan «home office» indicaron que también tuvieron serios contratiempos en entregar sus labores, lo que les generó tener que hacer horas extras para cumplir con sus responsabilidades.

Aunque no hay una versión oficial por parte de la CFE, se presume que una falla en uno de los transformadores de la subestación de Izamal fue el causante de una falla en cascada que terminó por afectar a mas de 21 comunidades de la región.

Se sabe de casos en que aéreas densamente pobladas se  quedaron si servicio hasta por más de 24 horas ,lo que supone pérdidas económicas en perecederos (comida en el refrigerador de las familias) y que nadie devolverá.

Por el rumbo de la ex estación de trenes de Izamal, la CFE colocó una especie de subestación móvil  que se encuentra enlazado a la red de alta tensión que suministra energía a varios municipios de la región.