Mañana iniciará la negociación para resolver el conflicto entre la Alianza de Camioneros de Yucatán (ACY) y el sindicato.

El gobierno estatal intervino en el pleito entre trabajadores y la directiva de la ACY luego que los operadores tomaron las instalaciones de esta concesionaria del transporte público en Mérida.

El líder del Sindicato de Trabajadores de la ACY, José Cabrera Villamil, confirmó que las autoridades estatales median en este asunto que estalló porque los operadores exigen sus pagos conforme a derecho

Y es que la Alianza de Camioneros vendió su concesión de transporte al grupo ADO, ante las deudas que la tenían ahogada.

“Se mandó al director jurídico de la Dirección de Transporte a ofrecernos el apoyo en la mesa de diálogo, para para resolver este conflicto”, explicó.

La agrupación sindical mantiene tomadas las oficinas de la Alianza desde principios de esta semana, solicitando que la empresa cumpla sus obligaciones con los trabajadores.

Negociación de varios puntos

Entre ellas, pagos atrasados por dos años de vacaciones, dos años de crédito al salario y retroactivos, así como 32 semanas de sueldo, para quienes trabajaron sin cobrar durante la pandemia.

De igual manera, se deslindó de las afectaciones por el retiro de circulación de varias unidades de transporte.

Según dijo, esta medida la tomó la directiva de la organización para perjudicar a los ciudadanos y culpar a los trabajadores de este asunto.

En tal sentido, Cabrera Villamil dejó en claro que el paro que realizan apenas abarca a unos 20 camiones.

Precisó que este viernes iniciarán con las mesas de trabajo para solucionar la demanda de 160 personas que están en pie de lucha, aunque en total, son 400 los trabajadores que tendrían que recibir este beneficio.

Leer también: Estalla crisis en la Alianza de Camioneros de Yucatán

“La empresa sigue sin cumplir los acuerdos, los derechos laborales con los trabajadores, si vamos a aumentar las medidas de presión de diferente forma, como siempre, tratando de no afectar a la sociedad, pero sí con los medios legales que correspondan”, explicó.

Sostuvo que la solución está en manos de la directiva de la Alianza de Camioneros, si tiene la voluntad de atender las demandas de los trabajadores.

Con ello, se pondría fin al paro y la empresa tendrá el camino para continuar con el proceso de venta a ADO.