Mérida, Yucatán; 27 de agosto de 2020 (ACOM).- La Comisión de los Derechos Humanos de Yucatán (Codhey) han interpuesto un total de 11 denuncias penales en contra autoridades de la Secretaría General de Educación de Yucatán (Segey) elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Policías de los municipios de Kanasín, Progreso y Acanceh, en lo que va del año.

De acuerdo con información proporcionada por la Codhey, entre los delitos que incurrieron los funcionarios se encuentran, detenciones arbitrarias, lesiones, tratos inhumados y degradantes, allanamiento de morada, robo, violaciones al derecho a la vida y abuso sexual.

A inicios de la presente semana ese organismo dio a conocer mediante un comunicado de prensa diferentes acciones que realizó durante los primeros seis meses del presente año entre las que destacó las mil 500 solicitudes de atención que recibió de enero a julio del 2020.

En el documento se señaló que se habían presentado denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por probables hechos delictuosos, empero no se precisó contra quienes la Codhey había emprendido acciones legales, por presuntas conductas ilícitas por parte de los servidores públicos.

El pasado miércoles se dio a conocer cuáles fueron las autoridades denunciadas ante la FGE las cuales son la SSP con cinco, la policía municipal de Kanasín (3), Progreso, Acanceh y la Segey.

De acuerdo con esta información en los expedientes 15/2020, 35/2020, 91/2020, 14/2020 y 43/2020 se incluyeron las denuncias por parte de la Codhey contra elementos de la SSP por conductas ilícitas como allanamiento de morada, tratos crueles e inhumanos, lesiones, detenciones arbitrarias y robo.

Las querellas interpuestas contra efectivos de la policía municipal de Kanasín están incluidas en los expedientes 02/2020, 68/2020 y 107/2020 por delitos o violaciones a los derechos humanos tales como amenazas, trato degradante e inhumano, robo, allanamiento de morada y violaciones a los derechos de las personas con algún tipo de discapacidad.

También existe una denuncia en contra policías de Progreso incluida en el expediente 51/2020 en la cual se establece que las posibles conductas ilícitas de los servidores son detención arbitraria, lesiones y violaciones al derecho a la vida.

Asimismo se informó que en el expediente 1/2020 se incluyó una denuncia contra efectivos de la policía de Acanceh, por presuntamente haber incurrido en conductas delictivas como detención arbitraria y lesiones.

La más reciente de todas es la interpuesta contra la Segey por un presunto abuso sexual en una escuela incluida en el expediente 61/202.