Mérida, Yucatán, 29 de enero de 2020 (ACOM).- La unión legal de personas del mismo sexo en Yucatán mantiene posturas encontradas entre organizaciones de la sociedad que lo defienden y quienes se oponen por considerar que debe conservarse la naturaleza jurídica de matrimonio.

“Distinguir, no es discriminar”, sostuvo la vocera del Frente Nacional por la Familia en la entidad, Alejandra Yañez Rubio, quien avaló la decisión del Congreso local de rechazar en dos ocasiones esa reforma.

En contra parte, la activista y representante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, Adelaida Salas Salazar, sostuvo que la sociedad evoluciona y en la actualidad existe diversidad de familias y eso debe plasmarse en las normas vigentes.

Ante la posibilidad de que diferentes colectivos ciudadanos propongan al Poder Legislativo una tercera iniciativa para reformar el marco legal de la entidad, las posturas de ambas representantes de organizaciones no variaron.

Alejandra Yañez sentenció “no vamos a permitir que sea violentada la figura jurídica de la familia como base de la sociedad”, en tanto que Adelaida Salas rechazó politización del tema y sostuvo que será permanente la lucha por la defensa de los derechos de quienes deseen contraer matrimonio con personas del mismo género.

La vocera del FNF señaló que no están en contra de la orientación sexual de las personas ni de su deseo de vivir en pareja, pero modificar las leyes por dar gusto a tendencias sin certezas jurídicas provocará irrupción en el tejido social.

“No se pueden homologar uniones que son diferentes y nuestra postura no se basa en una visión con valores religiosos, sino con criterios jurídicos”, indicó Yañez Rubio.

La integrante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios reprochó que durante el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco se hicieron modificaciones legales que significaron un retroceso ya que el Código de Familia establecía en su texto que el matrimonio era entre dos personas.

Culpó a la priista de ceder a las presiones de grupos religiosos y de derecha para eliminar ese apartado de la ley.

Yañez Rubio y Salas Salazar fueron panelistas del programa “Primera Línea” y en lo único que coincidieron es que el reto como sociedad será encontrar el punto de equilibrio donde ambas ideologías alcancen la convivencia.