Izamal, Yucatán; 12 de junio de 2022 (ACOM).- La dirección de transporte del municipio de Izamal al parecer fue reactivada para frenar la llegada de familias que viajan desde las comisarias hacia la cabecera municipal en tricitaxis y mototaxis.

Y es que los inspectores de este organismo municipal habían brillado por su ausencia y no se les veía hasta hace algunas semanas.

Ante la serie de nuevas inspecciones que realizan, en donde incluso amenazan con detener a ocupantes y dueños de vehículos, la ola de quejas a través de las redes sociales no se han hecho esperar, ya que la prohibición de ingresar a Izamal por este medio de transporte ya comienza a afectar a otros municipios que también utilizan este medio para ir a de compras o para acudir al médico.

Los vecinos afectados indicaron que se les priva ilegalmente de ingresar a Izamal, ya que consideran que existen otros problemas de transporte que urgen vigilar y no sancionar lo que no está regulado en  Yucatán, como concesiones que laboran rutas diferentes a las asignadas, pólizas de seguro vencidos, tarjetas de circulación y licencias vencidas, algunos más automóviles “chocolates” que circulan como taxis (con placas sobre puestas).

Indicaron los quejosos que los tricitaxis y mototaxis son transportes en gran parte del Estado de Yucatán e ignoran qué tipo de capacitación reciben los empleados de la dirección de transporte en Izamal, ya que sostienen “que no pueden sancionar lo que por ley no existe, mucho menos prohibir el libre tránsito”.