Kinchil, Yucatán; 27 de mayo de 2019 (ACOM).- Dos jinetes lesionados y un caballo herido dejó este fin de semana las corridas de toros durante la fiesta anual en este municipio.

El sábado, un vaquero kinchileño apodado «Piolo», perdió el equilibrio y cayó al suelo, esto debido a que su soga se enredó en las patas del equino.

El joven resultó con fisura en el brazo derecho, siendo auxiliado por sus parientes, quienes lo llevaron de inmediato al seguro.

Ayer domingo, otro cabalgador vecino del municipio de Samahil, conocido como «Parka» tuvo una dolorosa fractura expuesta de tibia y peroné, al caer con todo y cuaco encima de su pie.

Familiares y amigos lo rescataron y treparon a una patrulla local, para ser trasladado de urgencia a un hospital de Mérida.

Esa misma tarde, un caballo resultó corneado por un astado durante la corrida de toros.