Mérida, Yucatán; 30 de junio de 2020 (ACOM).- Con 581.4 litros por metro cuadrado, el mes que termina se convirtió oficialmente en el más lluvioso de la historia moderna de Yucatán, superando los 525.3 reportados en septiembre de 2002.

De acuerdo con el titular del Comité Institucional para la Atención de los Fenómenos Meteorológicos Extremos (Ciafeme) de la Universidad Autónoma de Yucatán, Juan Vázquez Montalvo, junio es un buen mes de lluvias con una media de 179.1 litros por metro cuadrado, sin embargo en esta ocasión se rebasaron todas las expectativas y llovió un 386% más.

El especialista en meteorología de la UADY recordó que 2018 y 2019 fueron años muy secos para Yucatán, con un déficit de hasta 60% en precipitaciones.

“Con las lluvias de mayo y junio de este año se han recuperado los acuiferos, porque ya era visible la falta de agua en lagunas y cenotes”, explicó.

Aunque las extraordinarias lluvias dañaron gran parte de la producción agrícola y viviendas en el interior del estado, Vázquez Montalvo consideró que serán benéficas para las zonas de humedales de la zona costera del estado, donde las ciénagas y rías ya resentían la falta de agua para la flora y fauna de estos micro hábitats.

“Mayo fue un buen mes de lluvias, superando sus récord anuales con registros de 244 litros por metro cuadrado, cuando su promedio de 62.8 litros”, agregó.

El titular del Ciafeme pronosticó que las lluvias seguirán durante el verano, principalmente por las tardes.

“De momento, solo por el paso de las arenas del Sahara se detuvieron brevemente las lluvias, ya que traían un viento muy seco. Los reportes del Centro Meteorológico de Puerto Rico indicaron que la nube de arena del Sahara que cruzó la península de Yucatán es la más densa en 50 años”, explicó.

Vázquez Montalvo concluyó que en los próximos días se regularizarán las lluvias y que se espera que julio y agosto sean “normales” en en ese sentido, generando mejores climas que los sofocantes meses de febrero y marzo pasado, cuando se registraron temperaturas de hasta 42 grados en Mérida y los municipios del centro y sur de la entidad.