Mérida, Yucatán; 29 de junio de 2021 (ACOM).- «En Yucatán no van a haber abrazos, sino madrazos porque la gente ya está cansada y va a defender lo que es suyo. No podemos esperar a que esto truene», advirtió Manuel Sánchez González, presidente de los Armadores Pesqueros, A.C, al denunciar la agudización del problema de la pesca ilegal en el Estado.

En conferencia de prensa, pescadores y empresarios exigieron al gobierno federal y estatal poner un alto a la captura ilegal de especies que aqueja a todos los puertos y que ha puesto en riesgo el sustento de los hombres de mar.

Los representantes de cooperativas pesqueras advirtieron que la llamada pesca furtiva ha alcanzado niveles nunca vistos lo que está poniendo en riesgo la supervivencia de las principales especies de las que depende el sector, como son el mero, el pulpo y la langosta.

«Son lanchas que vienen de otros estados a pescar de manera ilegal. Las autoridades lo saben, tienen nombres, tienen todo y no quieren actuar», denunció Rommel Alcocer, representante de una cooperativa pesquera de Dzilam de Bravo.

Se informó que el problema va del Cuyo hasta Celestún, aunque se ha hecho agudo en sectores como Arrecife Alacranes, Sisal, Progreso y otros puertos yucatecos, en los que la vigilancia ha brillado por su ausencia, dejando la mesa puesta para que los pescadores ilegales aprovechen las especies marinas, incluso en veda, sacándolas del mar cuando ni siquiera tienen la madurez para ello.

De hecho, se informó que este problema pondrá en riesgo la obtención de langosta, cuya temporada se abre en unos días.

«Están en la captura de langosta fuera de temporada. Eso nos va a traer consecuencias en la temporada de captura, en el precio, nos va a dificultar la venta», alertó Luis Alonzo, quien también labora en una cooperativa pesquera.

«Somos 12 mil pescadores en Yucatán y entre mil y dos mil 500 están dedicados al clandestinaje. Esos pescadores, hasta el día de hoy, andan ganando entre 2 mil y 3 mil pesos, mientras que los pescadores ganan apenas 300 pesos diarios», lamentó José Luis Carrillo, presidente de la Confederación Mexicana de Sociedades Cooperativas Pesqueras.

Ante esto, se exigió a las autoridades que no se permita la navegación de embarcaciones que no cumpla con las especificaciones oficiales y que no sean del puerto en cuestión.

«Siempre hay pretextos para no hacer las inspecciones o por el Covid o por las elecciones, en fin. Es una tiradera de pelota que ya estamos cansados y le pedimos a las autoridades que se acabe el juego porque la cosa está seria», insistió Manuel Sánchez.

Advirtieron que, de no haber una respuesta pronta a sus demandas, los pescadores realizarán plantones en las capitanías de los puertos yucatecos, así como el cierre parcial de puertos de abrigo hasta que sean escuchados.