Mérida, Yucatán; 20 de julio de 2020.- Conforme avanza la tecnología y el internet crece, el estilo de vida de las personas se va modificando, adaptándose cada vez más al entorno actual. Ese cambio en la dinámica social también se ha visto reflejado en el entretenimiento, más en específico en la forma en la que los mexicanos buscan divertirse y distraerse un poco de sus tareas diarias.

Por supuesto, esto ha provocado que surjan nuevas oportunidades de negocio, pues la demanda por juegos novedosos y cada vez mejor adaptados a las nuevas tecnologías crece.

Para Alfredo Lazcano, experto en Gaming, Fintech y Media, nuestro país cuenta con la tecnología necesaria para que la industria de juegos por internet siga desarrollándose y obtenga una proyección mayor.

“En mi opinión, estamos ante una oportunidad única de negocio para aquellas compañías dentro de nuestra industria que tienen la tecnología y la capacidad de operar todo tipo de juegos con tarifa de entrada o entry-fee, tales como los eSports, los torneos de póker, los Daily Fantasy Sports, los videojuegos, los juegos reales y virtuales basados en deportes, los juegos de azar, los juegos sociales, así como cualquier otro juego interactivo y plataformas en línea de pago por juego o pay-per-play”, argumentó en una columna que escribió para el sitio especializado Yogonet.

El experto señala que los juegos en línea han sido subestimados de tal forma que muchos creen que no aportan resultados similares al juego tradicional, pero lo cierto es que esta suposición está muy lejos de ser cierta.

La industria de juegos en línea y su rentabilidad ha mostrado una tendencia ascendente, de acuerdo con un reciente estudio de Newzoo sobre el mercado de juegos global. Dicha firma, especializada en temáticas sobre juegos, señala que, para finales de 2020, los ingresos de este sector alcanzarán los 159,300 millones de dólares.

De toda esta cifra, el 48% del total ingresa de los juegos de dispositivos móviles, los cuales se han vuelto muy populares gracias a que hay 5,400 millones de personas con un smartphone, además de que, de acuerdo con Statista, 75,4 millones de mexicanos disponen de un dispositivo celular.

En México, los casinos en línea han encontrado una oportunidad de crecimiento, pues las tendencias de los cibernautas han aumentado en cuanto a la búsqueda de entretenimiento en la web.

Estos juegos de apuestas se han ganado la confianza de los usuarios gracias a la constante mejora de sus interfaces y a la variedad de sus ofertas, lo cual ha llamado la atención de los aficionados y los ha convencido de confiarles su dinero para divertirse.

Índices de Google Trends señalan que las búsquedas de juegos de casino gratis sin descargar han aumentado en un 140%, mientras que juegos de casino gratis para jugar lo ha hecho en un 40%.

La investigación de Newzoo indica que existen cerca de 55.8 millones de gamers en el país, colocándose en el duodécimo lugar a nivel mundial. Esto se debe en gran medida a los avances tecnológicos, la sofisticación de las plataformas de juegos y a una digitalización cada vez más marcada.

Asimismo, el análisis señala que el 47% de los hombres juega en una computadora de escritorio, porcentaje que supera a las mujeres en este mismo rubro (41%). Las consolas también tienen una importante presencia, pues el 51% de los gamers cuenta con una consola de Sony, Microsoft o Nintendo.

Pese a este buen crecimiento, Lazcano sostiene que los especialistas en juegos en línea no están aprovechando al máximo una posibilidad real de lograr un crecimiento en el negocio que rodea esta industria, por lo que hace falta un poco de creatividad en las ideas que se busquen implementar para lograr el objetivo.

Una forma de acercarse

Los juegos en línea se han popularizado en esta época de internet y donde las actividades físicas se han limitado, con lo que cada vez más personas se han acercado a este tipo de entretenimiento para relajarse y distraerse un rato.

Pero los jugadores no solamente viven un rato de ocio, también tienen la posibilidad de convivir con otras personas, pues se conectan para jugar con ellos y comparten horas de diversión.

Las personas han estado conscientes de esto y la prueba está que, de acuerdo con la consultora NPD México, la venta online de productos de computación en la primera mitad del año creció en un 22.3 por ciento, mientras que la de los videojuegos incrementó en un 20.2%, ambas en comparación con el mismo periodo del 2019.

Esto no resulta extraño, tomando en cuenta que las ventas en línea cada vez han alcanzado más popularidad, además de que el uso de dispositivos digitales se ha convertido más en una necesidad que un lujo.

Lo cierto es que el eGaming en México tiene un gran potencial de crecimiento, pero solo falta que se establezcan estrategias más firmes para que el desarrollo de esta industria no pare y siga atrayendo la atención del público.