Mérida, Yucatán; 21 de febrero de 2020 (ACOM).- Estudiantes, académicas y trabajadoras administrativas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) tendrán la libertad de unirse a la protesta denominada #ElNueveNadieSeMueve, que se gesta a nivel nacional, el próximo 9 de marzo.

Marcela Zamudio Maya, coordinadora de Licenciaturas de la UADY, precisó que la universidad se sumó a la medida, por lo que ofrecerá las facilidades para que, quienes así lo deseen, puedan ser parte de este movimiento que busca hacer un llamado a las autoridades sobre el grave problema de la violencia contra mujeres y niñas que aqueja al país.

“Lo que hicimos fue autorizar el que todas las mujeres que laboramos en la universidad, así como estudiantes, podamos no asistir al trabajo ese día y no habrá ninguna represalia”, dijo.

“Dependiendo de las responsabilidades que estas tengan y si así lo desean, podrán ser parte del paro sin ningún problema”, apuntó.

“Nuestra Alma Máter respalda el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y trabaja para construir comunidades empáticas con pleno respeto a los derechos humanos”, se lee en un comunicado.

En ese tenor, Zamudio Maya refirió que la universidad mantienen un programa de reeducación de todo su personal, así como estudiantes, con miras a que estos también puedan evitar cualquier acto de violencia contra la mujer.

“En la UADY estamos comprometidos, por eso existe un programa de género, que se llama Progénero, en el que se ha estado trabajando mucho en la reeducación y en ese sentido, talleres, tanto con personal administrativo, académico, y todo el proyecto con los estudiantes, es una reeducación que tenemos que tener todos”, externó.

LEGISLADORAS YUCATECAS TAMBIÉN SE UNEN

El Congreso de Yucatán también se unirá al paro al que, hasta ahora, se han sumado 10 de las 12 diputadas de las distintas fuerzas políticas que hay en el legislativo.

La coordinadora de la bancada del PAN, Rosa Adriana Díaz Lizama, precisó que solo las dos diputadas de Morena no han confirmado si serán parte del movimiento.

“Todo el Congreso, en este caso, la parte administrativa, pues, obviamente cuidaremos que no se descuide ningún servicio que presta el Congreso, pero sí, la idea es que todas las empleadas y todas las diputadas nos sumemos a este movimiento”, externó.

Adelantó que el acuerdo ya se efectuó en la junta de gobierno, por lo que en breve se hará oficial.

Asimismo, reiteró que las trabajadoras del Congreso también podrán sumarse, si lo desean, al tiempo que dejó en claro que no se detendrá el servicio que se brinda a los ciudadanos.

“Lo hacemos como una muestra de solidaridad a las demás mexicanas, niñas, jóvenes, porque no queremos más casos como el de Fátima, más casos que nos duela a las mujeres o que nos duela a los mexicanos”, apuntó.

“No es es un tema de partidos, ni con tintes partidistas, este es un tema de solidaridad y de abrazo a todas aquellas mujeres que sufren, porque no es a quien asesinan, sino a la familia que queda dolida, que queda molesta con la propia justicia mexicana”, afirmó.