Mérida, Yucatán, 15 de diciembre de 2020 (ACOM).- La Arquidiócesis de Yucatán solicitó la intervención del Instituto Nacional de Antropología (INAH) para dar mantenimiento a las dos torres de catedral de Mérida donde han crecido arbustos cuyas raíces están dañando las estructuras del edificio.

La intervención requiere de grúas y obreros especializados ya que el crecimiento de dos laureles y tres arbustos menores están abriendo las paredes de la torre sur lo que pone en riesgo, incluso, a transeúntes y feligreses que acuden al edificio religioso de registrarse el desprendimiento de fragmentos del muro y las cornisas que tienen ya más de 400 años.

El director técnico de la Dimensión de Bienes Eclesiásticos y Arte Sacro de la Arquidiócesis de Yucatán, Antonio Bojórquez Carvajal, destacó la importancia de que el edificio sea intervenido a un nivel más profundo para retirar las raíces de los arbustos que crecen sobre las torres.

Dijo que por las condiciones y la altura -unos 40 metros- es necesario utilizar grúas para alcanzar los tres capiteles más altos donde están avanzando rápidamente los arbustos.

No es posible usar andamios, dijo, porque los puntos donde crecen las plantas matas no permiten darle protección y seguridad a los trabajadores y albañiles que deberán las tareas.

Destacó que la solicitud de la arquidiócesis fue hecha al concluir la temporada de lluvias y ante el evidente crecimiento de al menos 6 arbustos en la torre sur y 4 más en la torre norte, en la parte superior de los campanarios, donde materialmente es imposible tener mecanismos de seguridad para completar los trabajos.

El especialista dijo que no se ha presupuestado el costo de estas acciones ya que se requiere de equipo mecánico mucho más sofisticado que el tradicional para superar las alturas y darle el mantenimiento a las dos torres que forman la estructura de la catedral de la ciudad.