Mérida, Yucatán, 13 de septiembre de 2020 (ACOM).- Después de una semana dura de trabajo nocturno, David se fue de fiesta a la playa anoche, se tomó unos tragos, descansó un rato y regresó a Mérida.

Transitaba sobre el anillo periférico y, a la altura de la entrada a Altabrisa, dormito unos segundos nada más y su Swift del año placas ZCR511C se impactó con una señalización la cual derribó.

David y su acompañante sufrieron varias lesiones; de hecho, su pareja tuvo que ser trasladada a un hospital ya que tenía mucho dolor y varias heridas en el cuerpo.

El conductor, aunque también se quejaba de dolor en el abdomen y le sangraba la rodilla, decidió quedarse para arreglar el problema con la aseguradora.