Kinchil, Yucatán; 29 de octubre de 2021 (ACOM).- Por el estallido de un neumático, una mujer que transportaba una tonelada de pulpo volcó su camioneta ayer jueves por la noche en el tramo carretero Kinchil-Celestún.

La mujer, originaria de Progreso e identificada solo como «María», circulaba procedente del puerto de Celestún con destino a su hogar cuando, a la altura del kilómetro 48, una llanta trasera reventó y le hizo perder el control de la unidad Nissan Frontier, placas YT-7633-B.

Por la velocidad, el vehículo se proyectó hacia su costado izquierdo y se salió del camino, hasta volcar con las dos tinas grandes con el producto marino que incluso quedó esparcido a la vera de la carretera. 

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) arribaron de inmediato al lugar de los hechos, pero no fue necesario solicitar la intervención de los paramédicos, ya que la conductora y su acompañante resultaron ilesos, eso sí, con el Jesús en la boca.

Y es que al contar con seguro y no haber ocasionado daños a las vías de comunicación, solo se esperó la llegada de una grúa para remolcar dicha unidad siniestrada. Los moluscos fueron trasegados a otra camioneta para facilitar el levantamiento de la unidad.

Cabe señalar que hace una semana, en este misma vía federal, una vagoneta del kinchileño «Gallo» se estrelló con una res, además, días antes otro automóvil se fue al mangle, justo a la altura del kilómetro 85. En esa ocasión, el grupo «Dorados» de la SSP, echo la mano para ayudar a sacar el compacto.