PLANTACCIÓN

Por: Víctor Hugo Lizama Morales

LEVADURA DE CERVEZA

Hoy en día, la gente que va a los gimnasios tiene una gama extensa de suplementos alimenticios para satisfacer sus diversas necesidades de entrenamiento.

Hace algunas décadas, para varios de nosotros los recursos eran muy contados, quizás recuerde usted el cevalin, el famoso Protoliber (hígado de res desecado) y la levadura de cerveza. La levadura de cerveza es un complemento alimenticio que aporta al organismo vitaminas del grupo B. Precisamente por lo anterior, fortalece nuestro sistema nervioso y mejora nuestro estado anímico, a la vez que regula los niveles de azúcar en sangre.

Tradicionalmente se ha consumido para mejorar la salud de las uñas y el cabello, pero tiene muchas más propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

La levadura de cerveza aparte de ser una rica fuente de vitaminas, contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que es perfecto para completar una dieta vegetariana o deficiente. Su contenido en hierro ayuda a combatir la anemia y el cromo está indicado en caso de diabetes y obesidad. Además también tiene ácido fólico por lo que es indicado su consumo durante el embarazo para evitar la espina bífida. También ayuda a regular la flora intestinal por su alto contenido en fibra.

Su aporte de minerales, proteínas y vitaminas hacen de ella un complemento alimenticio básico para las personas que padezcan síndrome de fatiga crónica. La levadura de cerveza no contiene azúcares, es baja en sodio y contiene un alto nivel nutricional para compensar la dieta de todas las personas que presenten diabetes e hipertensión.

Para los casos de hipotiroidismo, es muy adecuada para recuperar la normalidad de esta glándula y sus funciones básicas. No debe confundirse la levadura que usan los panaderos con la que podemos consumir que ha sido secada a altas temperaturas y no fermenta. Si consumimos la del panadero nos provoca dolores gastrointestinales. Este producto se seca, se limpia y se pasteuriza antes de su venta en forma de copos o en polvo. Se comercializa también en forma de cápsulas o comprimidos, como suplemento nutricional. Producto disponible en frascos de 80 cápsulas en Casa 14 (calle 72 #411-C x41 y 43 Av. Reforma).

Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com