Mérida, Yucatán, a 26 de julio de 2022.- Tras contar con la anuencia de las partes involucradas, se celebró un procedimiento de juicio abreviado donde se declaró penalmente responsable a R.M.V. por el delito de violencia familiar, denunciado por los hechos ocurridos durante los años 2020 y 2021 en agravio de su esposa.

Después de la denuncia interpuesta, la Fiscalía General del Estado (FGE) integró la carpeta de investigación que se judicializó bajo la causa penal 177/2021, donde se estableció que el imputado y la denunciante están casados civilmente y establecieron su domicilio conyugal en la colonia Amalia Solórzano de esta ciudad, predio donde agredió a la mujer en mayo de 2020, por lo que se separaron pero regresaron un par de meses después, continuando con la violencia en contra de la mujer.

Durante la indagatoria del caso, se estableció que la violencia física y psicológica en contra de la mujer continuaron hasta julio del 2021, cuando el imputado comenzó una discusión con la víctima, durante la cual rompió una laptop y el celular de la denunciante, por lo que solicitó ayuda a los vecinos, lográndose la detención del encausado e iniciándose la investigación del caso.

En la audiencia celebrada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, los fiscales de litigación aportaron los datos de prueba que permitieron al Juez Segundo de Control otorgar el fallo condenatorio por el delito señalado, fijando la fecha de lectura de sentencia para este 27 de julio.

Cabe precisar que durante la presente diligencia, se realizó el sobreseimiento por los delitos de lesiones y daño en propiedad ajena, una vez que el imputado reparó el daño y la mujer concedió el perdón por ambos ilícitos.