Mérida, Yucatán; 30 de junio de 2020 (ACOM).- Siguen sin levantar las ventas de los locatarios del mercado “Lucas de Gálvez”, según informaron los propios oferentes de este importante centro de abasto.

Los comerciante señalan que situación que enfrentan es crítica, pues la disminución en el ingreso de personas al centro de abasto genera que sus ganancias caigan cada vez más.

Señalan que actualmente solo se está vendiendo una décima parte de lo que acostumbraban a vender previo a la contingencia.

Asimismo, denuncian que el ambulantaje está aprovechando la ausencia de inspectores municipales para ganar clientes.

“Las ventas están demasiado bajas porque la gente, aparte de que no se anima a entrar o que cada día son más contagios o muertes; y hay otro problema, como los inspectores del Ayuntamiento de Mérida están metidos en los mercados, están libremente los ambulantes en la calle y eso hace que menos entre la gente al mercado”, dijo Andy Sánchez, oferente de este sitio.

“A veces casi ni vendemos, hay días que ni vendemos. A las 2:30 de la tarde están bajando cortinas y nos dan a las 3 de la tarde para que salgamos del mercado, no a las 3 de la tarde se cierra el mercado”, externó.

Como se ha informado, el mercado estuvo cerrado por 14 días, al detectarse varios casos de coronavirus, y recién abrió sus puertas el pasado 8 de junio.

Sin embargo, las autoridades municipales extremaron las medidas de prevención para el acceso de personas a los mercados, lo que ha mermado la cantidad de personas que pueden ingresar.

De hecho, hay varias quejas de ciudadanos de 60 años o más a los que se les ha negado el acceso, con el fin de evitar que se expongan a un potencial contagio de coronavirus lo que podría ser un acto discriminatorio.