Ciudad de México; 12 de agosto de 2020 (Excélsior).- Estoy en la mejor disposición de usar el cubrebocas si los especialistas me lo recomiendan en lugares cerrados, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aun cuando en reiteradas ocasiones el primer mandatario ha sostenido que “no hay necesidad de utilizarlo” si se mantiene la sana distancia, López Obrador reconoció que no es todólogo y por ello escucha los expertos como el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, y el subsecretario de promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Sin embargo, el presidente reconoció que no sabía que desde hace semanas, López-Gatell Ramírez recomendó a la población el uso del cubrebocas como una de las medidas para disminuir el número de contagios por el COVID-19.

—Si ellos lo deciden, sí —respondió el presidente a la pregunta de si usaría el cubrebocas en lugares cerrados.

—Ya lo recomendaron —apuntó la prensa en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

—No sé, lo han recomendado para lugares cerrados donde no puede uno estar con sana distancia, pero yo siempre guardo la sana distancia —agregó López Obrador al asegurar que se cuida mucho y lleva a cabo todas las medidas de higiene.

También aprovechó para destacar que “no hay que ser tan extremistas” en el caso del consumo de la comida chatarra, porque la solución de fondo radica en que la población adquiera buenos hábitos alimenticios para evitar padecimientos como la diabetes, la hipertensión o la obesidad, factores que agravan la salud de las personas cuando se contagian con el Covid-19.

“Tenemos que cambiar hábitos alimenticios (…) hacer ejercicio, procurara bajar de peso, eso es importantísimo para que estemos más fuertes y podamos enfrentar cualquier enfermedad (…) y no ser tan extremistas de decir es por la ‘chatarra’, no, o porque no te cuidas o porque hay obesidad.

“También son enfermedades hereditarias, eso hay que tenerlo en consideración, muchas son hereditarias, pero si tenemos una alimentación sana y no consumimos productos chatarra, si hacemos ejercicio, aunque sean hereditarias no se precipitan, no se estimulan y podemos evitarlas”, recalcó el mandatario.

El presidente descartó que frente a las cifras de contagios activos y fallecidos pueda decretarse un nuevo confinamiento.

Por el contrario, aseveró que la pandemia está cediendo y la economía mexicana va tomando ritmo.