Mérida, Yucatán, 9 de enero de 2021 (Por: Víctor Hugo Lizama Morales).- Después de largos 9 meses se reinician algunas actividades turísticas como la visita de zonas arqueológicas y ciudades coloniales.

Visitamos el centro histórico de Mérida y como de costumbre fuimos a disfrutar de la bella arquitectura del famoso Paseo de Montejo. Caminamos un poco y los turistas nos preguntaron por los árboles que flanquean esta bonita avenida, los ramones.

Este árbol es siempre verde y se le puede encontrar más comúnmente en zonas arqueológicas, haciendas y casonas antiguas, es decir, dada su importancia para alimentar animales y personas, parece que se le domesticó y es la razón por la que se la ve en donde ha habido asentamientos humanos antiguos.

El Ramón tiene un vínculo importante con la cultura Maya por formar parte de su dieta.

Existe una alta correlación entre la presencia de ramonales y de centros ceremoniales, por lo que se ha planteado que los mayas sembraron Ramón para tener cerca su sustento diario.

Esta especie endémica de Mesoamérica, también es una de las más importantes para el mantenimiento y la conservación de la vegetación del Mundo Maya, la generación de oxígeno, la conservación de suelos y agua, una fuente de alimento para la fauna silvestre y belleza del paisaje.

De esta especie podemos aprovechar su forraje para alimentar animales y con sus hojas combatir problemas respiratorios como asma, sinusitis, bronquitis, estrés, ansiedad y control del apetito.

Pero queremos destacar el uso de sus semillas. El contenido nutricional de la semilla de Ramón demuestra que es una buena alternativa alimentaria. Contiene niveles más altos de proteína, calcio, vitamina C, ácido fólico, zinc, hierro, vitamina B6, vitamina E y vitamina B2 que los productos de mayor importancia comercial como el maíz, el trigo y el arroz. Además, contiene más triptófano que el maíz, los huevos, la soya, el trigo, la avena, el arroz, el cacahuate y la leche.

El ramón contiene triptófano (este valioso elemento que no se encuentra en muchos alimentos de nuestra dieta diaria) en muy buena cantidad.

La semilla del ramón baja la hipertensión precisamente por el triptófano, calcio y potasio que contiene; evita el estreñimiento por el volumen de fibra que contiene; propicia la lactancia, previene la anemia, la artritis y la osteoporosis y es un excelente suplemento alimenticio para enfermos, niños y adultos. Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com

WhatsApp: 9991 42 18 26