Mérida, Yucatán, 26 de enero de 2020 (ACOM).- La llamada marcha por la dignidad ciudadana transcurrió sin ninguna novedad durante la mañana de este domingo en la capital yucateca, donde participaron alrededor de 500 personas que partieron de la esquina que forman las calles 35 por 60 y concluyó frente a la sede del poder Ejecutivo estatal.

La movilización fue convocada para protestar en silencio por la represión que grupos de ciudadanos organizados sufrieron el pasado 19 de enero cuando, al intentar manifestarse en el marco del informe de gobierno de Mauricio Vila Dosal, fueron repelidos por policías estatales con una lata de gas lacrimógeno.

La manifestación fue citada en punto de las 8 horas en el lugar antes referido, sin embargo los ciudadanos llegaron un poco tarde, por lo que su arranque se prolongó por casi una hora.

Minutos antes de ello, las cabezas de los diferentes movimientos que se integran en la manifestación advirtieron a los participantes que no permitirían gritos y consignas en contra del gobernador toda vez que la marcha era en silencio.

Con pancartas en mano y algunos de ellos esbozados con cintas tapabocas y algunas mascarillas que se utilizan para no inhalar gases, los manifestantes partieron de sur a norte para después tomar el Paseo de Montejo y caminar hasta la calle 49 para posteriormente tomar la calle 58 y doblar por la calle 61 para llegar a Palacio de Gobierno.

Tal y como se había previsto, la marcha transcurrió en total silencio, sólo algunas personas portaban pancartas en contra del alza de impuestos y la represión que dicen fueron objeto por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP),

A la distancia, elementos de la policía de Mérida y de la SSP vigilaban la movilización, sólo de manera preventiva, toda vez que los propios organizadores solicitaron el apoyo de las corporaciones policíacas para vigilar que la marcha transcurriera en paz y tranquilidad.

Al llegar a la calle 61, frente a Palacio de Gobierno, los inconformes realizaron un minuto de silencio para después entonar el himno nacional mexicano y finalmente lanzar porras y vivas por Yucatán.

Minutos antes de retirarse del lugar los inconformes anunciaron que realizarían otra manifestación el próximo 31 del presente mes y adelantaron que también podrían realizar alguna manifestación en el marco de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador que se prevé se le dice los primeros días del mes de febrero.