Mérida, Yucatán, 22 de agosto de 2019 (ACOM).- El presidente nacional de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), Ricardo García de León Coria, aseguró que dicha organización mantiene comunicación con autoridades federales para ser incluidos en las obras de construcción del Tren Maya y señaló que con la llegada del nuevo gobierno ya no han detectado casos de corrupción como ocurría en anteriores administraciones.

García de León Coria visitó capital yucateca para encabezar la renovación de la delegación estatal la AMIC que quedó a cargo de Alberto Villalobos Herrera, quien fue electo por unanimidad, para ejercer ese cargo durante los próximos tres años.

Explicó que la AMIC es un organismo empresarial que aglutina a nivel nacional 3 mil 500 socios de los cuales son parte de la cadena del ámbito de la construcción. En Yucatán, dicha asociación aglutina a 50 integrantes.

En rueda de prensa para anunciar los revelos en la AMIC, el líder nacional de ese organismo afirmó que los empresarios están hartos de la corrupción.

“Estamos alineados con lo que se ha propuesto AMLO de eliminar la corrupción del tema público” dijo.

Recordó que prueba de ellos fueron obras como la Casa Blanca, el socavón de Cuernavaca, el tren México -Toluca, “que no queremos que se repitan por lo que apoyamos la eliminación de la corrupción, estamos listos los constructores pequeños y medianos”.

Cuestionado sobre el interés que tiene esa asociación para sumarse al proyecto del Tren Maya, el líder empresarial dio a conocer que han sostenido encuentros con el responsable de dicha obra, Rogelio Jiménez Pons para buscar que los socios de la AMIC sean tomados en cuenta.

“Algunos de los constructores yucatecos van a participar con propuestas, en algunas áreas del Tren, pero no solo es el tema de los grandes proyectos, también tenemos que voltear a ver la obra privada, la obra menor”, señaló.

Ahondó que una de las tareas que le deja a la nueva dirigencia será el vigilar la distribución de la obra pública tanto en el ámbito estatal como municipal.

“A Alberto Villalobos le estamos dejando la tarea de vigilar que la distribución de la obra pública con recursos locales y municipales y federales, que haya transparencia, pedirle a Virgilio Crespo que se fomente a las Mypimes que aportan su capacidad, pues merecen tener contratos de obra pública”, expresó.

Reconoció el trabajo de transparencia que realiza el Ayuntamiento de Mérida, pues mediante su portal de rendición de cuentas se pudo conocer que los 270 millones de pesos que se han destinado en obras públicas han sido distribuidos en 115 empresas yucatecas.