Halachó, Yucatán; 26 de abril de 2020 (ACOM).- M.A.P.T., de 34 años, se fue a entregar a la policía después de matar a su pareja, Felipe Alonzo de 45 años, quien constantemente la golpeaba, ayer no fue la excepción pero ella no soportó más y puso punto final al maltrato.

La pareja había bebido, pero como otras ocasiones, discutieron por celos; el hombre le reclamó y la golpeó. Ella, cansada de los maltratos, tomó un cuchillo y le dio 10 puñaladas.

El hombre, vecino de la comisaría Ticimul de Umán, se quedó tendido en la hamaca.

Tras la discusión, fue ella misma quien acudió a la comandancia para relatar los hechos y entregarse.

Los policías no daban crédito al relato, pero fueron a la casa y confirmaron que era verdad. Ahora está detenida. Así terminó una historia más de violencia familiar y alcoholismo.