Mérida, Yucatán; 18 de noviembre de 2021 (ACOM).- La calidad de la democracia en México es baja, ha empeorado, pero no a raíz de la elección del presidente Andrés Manuel López Obrador o de la llegada de Morena al poder, sino desde hace un quinquenio; sin embargo, esto no significa que estemos al borde de un golpe militar o de un fraude electoral, afirmó Jesús Tovar Mendoza, presidente de Asociación Mexicana Ciencias Políticas (AMECIP).

Tovar Mendoza, quien vino a Yucatán para instalar el comité estatal de la AMECIP, añadió que los peligros del autoritarismo se dan muy fuertes en otros países latinoamericanos, como Brasil, Perú o El Salvador, y “no creo que México esté en este grado de gravedad”.

Dijo que un líder populista y autoritario busca mantenerse en el poder, pero hasta ahora no se ha visto alguna iniciativa presidencial para prolongar el período de gobierno federal y la consulta de revocación de mandato se puede ver positivo y el lado negativo es que haya alguna intención detrás de ella, pero no la sabemos.

“Veo que es importante evaluar positivo o negativo en términos de la vocación democrática y eso es señal de que no hay intento de prolongación de mandato. Además, no hay ninguna iniciativa para la reelección presidencial y eso es un punto a favor de AMLO”, añadió.

Tovar Mendoza expuso que el hecho de que estén apareciendo aspirantes presidenciales de Morena habla también positivamente que Andrés Manuel no tiene intenciones de permanecer en el poder y en la medida en que Morena tenga candidato presidencial distinto al presidente surgirán críticas a AMLO.

La AMECIP está a punto de cumplir 10 años de fundación. Actualmente, con la instalación en Yucatán de su órgano de representación, ya tiene presencia en todo el país y agrupa a más de 700 académicos y profesionales de las ciencias políticas.

Por otro lado, el dirigente de este organismo comentó que la intención reducir los gastos a partidos políticos es negativo porque lo que hoy devengan los instituciones es pequeño, apenas el 0.2% del presupuesto y tener suficientes recursos para la campaña impide que la iniciativa privada o los empresarios tomen a los partidos políticos.

Se opuso a la intervención presidencial al INE porque esto afecta a una institución reconocida en América Latina como un organismo que contribuye a la democracia mexicana

“Cualquier intento de eliminar atribuciones puede mellar este contrapeso de poderes. efectivamente los poderes pueden vigilarse mutuamente, a eso va el tema de contrapesos, pero lo que siempre se debe de respetar como fondo es la capacidad para gestionar las elecciones, para tener los elementos para hacer esas elecciones de la manera más neutral y equitativamente posible como ha venido sucediendo con el INE, antes del IFE, que en América Latina se le reconoce como un órgano de gran capacidad y estabilizador de la democracia”.

Avasallar o intervenir para afectar al INE afecta la democracia, subrayó.