Muna, Yucatán; 1 de diciembre de 2019 (Bernardo Caamal Itzá).- «Todas las niñas que aparecen en la foto, son de padres oriundos de Muna, pero ellas nacidas en Estados Unidos dijo orgulloso Mario Ordoñez, migrante de Yucatán que trabaja en Thousand Oaks, California.

«Mi hija bailaba jarana en el ballet del Mayab que dirige el maestro Carlos Salazar, pero ahora ella está en San Francisco y quiere conocer a la comunidad maya yucateca que viven ahí», detalló Mario.

«A nuestras niñas les gusta mucho la jarana, y de verdad Carlos, hace chévere su trabajo, dando su tiempo, y lo mejor es la paciencia que tiene para enseñar, por ejemplo, ahora está empezando con nuevas integrantes cuyas edades fluctúan entre 6 a 8 años de edad», indicó.

Explicó que el ballet se formó hace más de 11 años y trabaja a su comunidad por amor al arte sin cobrar, todos los miércoles entre las 5 a 7 de la tarde en cualquier rincón disponible, incluso, en algún parque público.

“Nuestra comunidad admira mucho el trabajo de Carlos, y nuestros jóvenes apasionados por conocer nuestros bailes a través de él, y recuerdo que una vez participaron en un desfile realizado un 16 de septiembre en los Ángeles, California, en donde mostraron la riqueza de nuestra cultura maya”, señaló Mario con orgullo.

La comunidad maya que vive en los alrededores de Thousand, no solo bailan la jarana, sino hacen encuentros para que sus hijos y su comunidad admire a la cultura maya,  y Mario Ordoñez, igual promueve entre los suyos los temas de la comida y de la milpa, incluso al enterarse del Xok k’iin, hace casi dos años compró varias playeras con esos dibujos que resalta este concepto, mismas que lo usa en los eventos dedicados a la cultura maya, de esa forma, no solo recrean su cultura, sino que lo promueven entre los suyos.