23 de febrero de 2020 (ElPaís).- Italia extrema las medidas de seguridad para frenar la expansión del coronavirus, mientras los contagios en cinco regiones del país (Lombardía, Véneto, Emilia Romaña, Piamonte y Lazio) superan ya los 130 después de que se confirmasen 89 casos solo en Lombardía.

El último balance cifra en 132 las personas contagiadas, contando los dos turistas chinos que siguen ingresados en un hospital de Roma y que contrajeron la enfermedad fuera de Italia.

Además, este domingo falleció una mujer por el coronavirus en Cremona, en la región de Lombardía. Es la tercera víctima que se registra en el país y se trata de una mujer anciana que se encontraba desde ya hace tiempo hospitalizada en el departamento de oncología de Cremona y que había dado positivo al virus.

Los otros dos fallecidos son un hombre de 78 años de la localidad de Vo’ Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno, pero que falleció el 20 de febrero en su casa por complicaciones respiratorias, y que una prueba realizada tras su muerte ha confirmado que era positiva al virus.

Hay ya tres ciudades grandes con casos detectados: Turín, Milán y Venecia. El alcalde de Milán (1,3 millones de habitantes), Giuseppe Sala, ha anunciado que la capital económica de Italia cerrará todas las escuelas, cines, museos y teatros la próxima semana. También han sido cancelados los dos últimos días del Carnaval de Venecia, el lunes y martes, después de que se registrarán dos positivos en la ciudad.

En las regiones de Lombardía, Véneto y Piamonte cerrarán todos los centros educativos, de infantil a la universidad. Y en las dos primeras se han prohibido todas las manifestaciones deportivas y culturales, cines y teatros.

El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros extraordinario celebrado el sábado por la noche, que busca aislar los focos de contagio con medidas severas contra la movilidad de los vecinos, empezará ya a tener efectos sobre los 11 municipios afectados -que reúnen a unas 50.000 personas-.

Más allá del inicio de la dispersión, el Gobierno sigue sin encontrar el origen del contagio y al supuesto paciente cero, pero considera que hay dos focos claros: la provincia de Lodi y sus 10 municipios, y la localidad de Vo’ Euganeo, en Véneto.

Ambas zonas están afectadas por el decreto ley que obliga desde esta mañana a sus ciudadanos a permanecer confinados sin poder entrar o salir de dichos territorios y a someterse a unas estrictas medidas de control y abastecimiento.