Hunucmá, Yucatán; Yucatan; 26 de marzo de 2021 (ACOM).- Genaro Felipe C.C., de 44 años, murió de un infarto fulminante tras recibir una llamada con una mala noticia: su tía, al igual que el contagiada de COVD-19, había fallecido.

El vecino de Sisal estaba contagiado, pero no fue el coronavirus lo que le arrebató la vida, sino un fulminante infarto, tras haber recibido una llamada de que su tía, también contagiada, no resistió el ataque de la enfermedad.

La familia de Genaro Felipe pidió ayuda de la policía, al principio pensaron que se había desmayado por el susto de la noticia y la debilidad física por la enfermedad; pero cuando llegaron paramédicos les informaron que había sufrido un infarto fulminante.

Autoridades acordonaron el predio de la calle 21 para realizar las diligencias por el fallecimientos.

En Sisal, los casos de coronavirus mantienen en jaque a la población, por lo cual hace un par de días, el Ayuntamiento de Hunucmá determinó que en estas vacaciones de Semana Santa se restringirá el acceso de paseantes, lo mismo que la circulación vehicular y peatonal, buscando que no haya más propagación de esta enfermedad que, como se informa en esta nota, cobró la vida de dos personas, una de estas se podría decir de forma indirecta.

Descanse en paz sobrino y tía, ambos vecinos de este puerto.