Tizimín, Yucatán; 20 de octubre de 2020 (ACOM).- Ángel B.A., de 52 años, murió en su casa luego de perder mucha sangre al querer curar una herida en el pie.

Don Mauricio, de 87 años, se encontraba en su predio ubicado sobre la calle 37 entre 70 y 72 de la colonia Santa María cuando su hijo le dijo que se quitaría la cinta que tenía en el pie, pues hace 15 días se lesionó y perdió mucha sangre, pero no fue al médico, únicamente lo enrolló con cinta.

Al intentar limpiarlo quitó la cinta, pero la sangre salió disparado y quedó inconsciente.

Sus familiares pidieron el apoyo a los paramédicos de la Cruz Roja quienes en cuestión de minutos llegaron al predio, sin embargo al valorar al hombre determinaron que ya no contaba con signos vitales.

Motivo por el cual procedieron a noticiarios a la policía municipal y a su vez al ministerio público para los trámites correspondientes.