Mérida, Yucatán; 7 de marzo de 2022 (ACOM).- Madres de familia de México y Yucatán hicieron visible el delito que ellas han llamado violencia vicaria. A través de esta práctica, los padres o familiares de los hijos impiden que las mamás puedan tener contacto con estos, violentando sus derechos, utilizando estrategias que entorpezcan procesos legales e incluso, causando afectaciones a los menores.

Las afectadas señalan que la principal característica de violencia vicaria es que las mujeres no son escuchadas por las autoridades.

«En mi caso, mostré fotos, videos, no me tomaron en cuenta. El papá me amenazó de muerte, me acusó de drogadicta, de vender droga. Me llamaban para molestarme. Esto es algo que no deberíamos vivir las mujeres», aseguró Jazmín Constantino, quien ha sido víctima.

Se informó que esta práctica se ha propagado por todo el país, por lo que se creó el Frente Nacional Contra la Violencia Vicaria, mediante el cual 600 mujeres pudieron dar a conocer su caso, de las que al menos 15 se encuentran en Yucatán.

Esta agrupación remarcó que, en todos los casos, se ha negado de manera contundente que las madres de familia tengan acceso a sus hijos, violando sus derechos de manera reiterativa e impune.

«Es una violencia que es de género, que se ejerce hacia la mujer, utilizando a nuestros hijos e hijas. El maltratador sabe que dañar a los hijos es asegurar que la mujer no se recupere jamás», mencionó Shirley Barraza.

Para combatir la violencia vicaria, la representación del Frente Nacional de Yucatán enviará una iniciativa de reforma de ley, al Congreso estatal, en la que se busca modificar, en primera instancia, la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado, con lo que se busca establecer un parteaguas en todo México y brindar una alternativa a quienes han sido víctimas de este tipo de violencia.

«Se pretende agregar como un tipo de violencia contra las mujeres. El Código de Familia del Estado de Yucatán, se propone tipificar la violencia vicaria, lo que permitirá a los jueces, en beneficio de nuestros hijos, modificar la patria potestad en cuanto se acredite que están siendo utilizados para ejercer violencia vicaria», explicó Paola Quiroz, presidenta de la agrupación.

Dentro de la iniciativa también se pretende adicionar dos artículos al Código Penal estatal, estableciendo la pena y las circunstancias en las que se determinará la ocurrencia de este tipo de violencia, la cual también se considerará un agravante para establecer sanciones, así como castigo para los servidores públicos que retarden o afecten procesos de manera maliciosa.