Mérida, Yucatán; 16 de agosto de 2019 (ACOM).- Con una mano quemada, pero por fortuna sin mayores heridas terminó un niño de tres años tras sufrir una descarga eléctrica la noche del jueves en el Parque Conmemorativo del Centenario del Ejército Mexicano, ubicado al surponiente de la capital yucateca.

Su padre, A.B.S., dijo a ACOM que estaban jugando en el parque cuando su hijo quiso subir a un barandal y topó con un foco apagado, pero con energía.

Fue cuando la madre se dio cuenta de que el niño se estaba electrocutando, por lo que en ese momento lo ayudaron y llamaron al 9-1-1. El niño fue atendido por una patrulla de la SSP y se colocó una cinta amarilla al parque, pero no fue llevado para recibir atención médica.

A.B.S. dijo que marcó este viernes por la mañana, a las 9:30 horas, al Ayuntamiento de Mérida para reportar el incidente. “Me hicieron perder el tiempo, tres veces preguntaron mi nombre y cuál fue el parque, tirándose la bolita”, indicó.

“Me salieron con que ellos no tenían responsabilidad del parque. ¿Qué están esperando? ¿Qué pase otra desgracia”, expresó el hombre, quien recordó el incidente en el que un joven de 18 años murió en circunstancias extrañas: primero se dijo que electrocutado y luego que por asfixia, en un parque de la colonia Maya, en junio pasado.

El padre también cuestionó sobre qué podría pasar si el incidente hubiera sido durante las lluvias, debido a que el agua transporta la corriente eléctrica. Su intención al revelar el incidente es evitar una tragedia, comentó.

El Parque Conmemorativo del Centenario del Ejército Mexicano se inauguró en 2013, con la presencia de las autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), tanto a nivel federal como estatal. Se ubica en Ciudad Industrial, al sur del aeropuerto de Mérida, y cuenta con aviones y tanques como parte del paisaje